Seguridad

Seguridad

Desventajas de importar ruedas abrasivas

Son innegables las ventajas que puedes obtener cuando importas abrasivos, pero esta práctica implica grandes riesgos.
Alfredo Anaya Zepeda
Gerente de Ventas
Compartir

La importación es una práctica comercial que ofrece grandes beneficios a las empresas nacionales. Seguramente has decidido comprar ruedas abrasivas en el extranjero porque los proveedores locales que has tenido no solucionan las necesidades de calidad y rendimiento; o bien porque hallaste un proveedor extranjero que te ofrece mejores precios.

Son innegables las ventajas que puedes obtener cuando importas abrasivos. No obstante, esta práctica implica grandes riesgos que debes considerar antes de comenzar o darle continuidad.

Si piensas importar ruedas abrasivas considera las desventajas que esto presenta:

Cargos y trámites de importación

Para poder ingresar tus abrasivos al país desde el extranjero, primero debes realizar una serie de trámites burocráticos como la obtención de permisos, así como la contratación de un agente aduanal que gestione el proceso.

Todas estas acciones tienen un costo al que debes sumarle el pago de impuestos por la mercancía. Debes cubrir (de contado) el pago de aranceles, el impuesto al valor agregado (IVA) y gastos de almacenamiento.

Un riesgo relacionado es la retención de tus materiales. Las causas son múltiples, por ejemplo: subvaluación del producto, carga voluminosa, entre otros motivos. Para poder destrabar el cargamento e ingresarlo al país necesitarás trámites y gastos extra.

Tiempos de entrega

Transportar las ruedas abrasivas de un país a otro requiere mucho más tiempo que si las compraras a un fabricante nacional. Las largas distancias que debe recorrer tu mercancía antes de llegar a su destino, ya sea por mar o por tierra, extiende los tiempos de entrega. Esta desventaja puede ocasionar serios problemas si tienes un aumento en la producción, ya que no puedes obtenerlos de manera urgente.

Riesgos en la distribución

Siempre existen riesgos al transportar las ruedas abrasivas. Pueden surgir imprevistos durante el trayecto que retrasan las entregas. La probabilidad de sufrir un percance aumenta cuanto mayor es la trayectoria que se recorre. No recibir los materiales a tiempo puede representar un atraso en tu producción o el paro total hasta que la entrega atrasada al fin llega.

Existen riesgos más preocupantes que recibir los abrasivos más tarde de lo establecido. Los accidentes carreteros están a la orden del día y un percance puede ocasionar daños y, en el peor de los casos, la pérdida definitiva de tu mercancía. Más allá de exigir una indemnización por las pérdidas, ante un escenario como este, pueden pasar meses antes de recibir un nuevo lote de abrasivos, lo que sería desastroso para tu producción.

Debes importar grandes cantidades de material abrasivo

El largo tiempo de espera, así como el pago de impuestos y trámites obligan a las empresas a importar cantidades más grandes de abrasivos con la finalidad de ahorrar gastos.

Esta estrategia aumenta la rentabilidad de tus compras, pero implica más complicaciones. Un gran lote de abrasivos requiere más espacio en tu almacén, lo que puede dificultar el manejo del inventario y dejar poco espacio para otros materiales. Además, aumentan los gastos por almacenar una cantidad mayor de ruedas abrasivas durante más tiempo.

Considera que pagar una cantidad mayor por la importación si tu proveedor no te facilita crédito, puede ocasionar problemas para las finanzas de tu empresa al tener que balancear un solo gasto y recuperar la inversión poco a poco durante meses.

Tu almacén está al límite

Otro problema de logística se presenta si cuentas con un almacén pequeño. La imposibilidad de resguardar todo el material abrasivo importado ocasiona más gastos para conseguir mayor espacio. La opción de sobrecargar tu almacén puede ocasionar accidentes al interior de este y dañar los abrasivos.

Este problema también puede suceder cuando reacomodan los materiales con la finalidad de obtener más espacio.

Poca o nula asesoría técnica

La manipulación de abrasivos debe ser precisa para evitar accidentes que ocasionen daños o detengan la producción. Para evitarlos, el personal debe conocer a la perfección las piezas y los métodos para instalarlas y emplearlas. Todos los materiales tienen sus particularidades, por lo que es necesario obtener asesoría técnica.

Comprar a un proveedor en el exterior sin que te proporcione asesoría puede ocasionar estos problemas.

Importar tus ruedas abrasivas tiene riesgos que, en balance, pueden aumentar considerablemente los costos de los materiales.

Puedes elegir un fabricante nacional como GRAFF, que te brinda calidad garantizada en los materiales a precios competitivos sin tener que realizar trámites de importación ni llenar tus almacenes. Deja de comprar a distribuidores y fabricantes en el extranjero que no se preocupan por brindarte atención y un servicio de calidad.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo