Asesoría y capacitación

Asesoría y capacitación

¿Tienes problemas o defectos en tu proceso de corte?

Existen causas probables para los problemas y soluciones más que confirmadas, cuando se trata de procesos como el almacenaje, manejo, traslado y uso de abrasivos.
Uriel Olvera Pacheco
Asesor Técnico de Ventas
Compartir

Sin duda, los abrasivos son una herramienta que no debe tomarse a la ligera, pues la labor para la que están hechos es pesada y, en circunstancias descuidadas, puede ser riesgosa.


Sin embargo, una de las ventajas de este tipo de herramientas, es que existen causas probables para los problemas y soluciones más que confirmadas, cuando se trata de procesos como el almacenaje, manejo, traslado y uso.


Por esa razón, si es que tienes algunos problemas o defectos durante tus procesos de corte con discos abrasivos, en este texto explicaremos brevemente cómo evitar que este problema sea frecuente en tu labor.


Recuerda que trabajar con abrasivos es algo serio y que debes seguir las recomendaciones para elevar la calidad del trabajo y, en especial, para mantener la seguridad todo el tiempo.


NO hay discos abrasivos irrompibles 


Para comenzar, hay que tener siempre presente que no existe ningún abrasivo que sea irrompible, por más que, a veces, parezca posible. Es decir, habrá quien crea que la solución más simple a los defectos y problemas en el corte, sea la creación de un disco que no se pueda romper.


Sin embargo, no existe algo que el ser humano haya construido que sea capaz de resistir cualquier cosa. Por ello, a pesar de que los abrasivos pueden ser una herramienta sumamente resistente, lo normal es que también tengan un ciclo de vida, o están sujetos a condiciones externas que los afectan.


Por ello, es importante que sepas manejar estas herramientas a la perfección, pues tendrás 3 beneficios palpables para ti:


  • Seguridad. Al trabajar adecuadamente, tu integridad estará a salvo.

  • Eficacia. Realizarás tu labor con mejores resultados.

  • Durabilidad. El material y las herramientas durarán más al ser tratados correctamente.

“Zapatero, a tus zapatos”

Se trata de un dicho muy famoso que tiene mucha razón, incluso cuando se trata de abrasivos. Recuerda que, para evitar problemas o defectos en el corte, debes considerar siempre qué tipo de disco abrasivo usarás y qué material vas a cortar.


Existen diferentes tipos de abrasivos, si no los utilizas correctamente, podrías sufrir desde la ruptura del disco hasta terminar con un trabajo deficiente. Ten en mente que cada una de estas herramientas fue creada para solucionar una necesidad en específico en los consumidores.


No lo pases por alto


Como mencionamos al principio de este texto, el trabajo con abrasivos es algo serio. Si es el área en la que te desempeñas o cuentas con personal que se dedica a ello, haz un firme recordatorio cada día de que los problemas y defectos durante un proceso de corte tienen una razón de ser.


Dicho de otra forma, encontrar las causas de estos problemas y eliminarlas es la única forma de evitar que ocurran otras situaciones que, incluso, pueden llegar a ser graves, como los accidentes.


Por esa razón, observa cuidadosamente y, ante cualquier tipo de problemática con el trabajo de discos abrasivos durante los cortes, es mejor que te informes con tu proveedor experto para asegurarte de que la herramienta está en buen estado.

Lo que nos lleva al siguiente punto...


Ante la duda, no lo uso


Como puedes notar, el proceso de corte es una etapa delicada en el uso de los abrasivos. Por ello, uno de los consejos más básicos pero más útiles que existen es jamás usar un abrasivo si se tiene alguna duda sobre su integridad.


Lo mejor, en esos casos, es no usar la herramienta y contactar a tu proveedor para que realice una verificación.

Capacitación del Personal 


Esto parece lógico, pero es algo que, a veces, se puede pasar por alto. No es recomendable que una persona que no está familiarizada con el manejo, use abrasivos. Si bien esto no es exactamente un consejo, debemos insistir en que estas herramientas conllevan riesgos si se utilizan de forma inadecuada.


Por ello, si en tu compañía notas que esto puede ser una de las causas de los problemas en tus cortes, pensar en una capacitación para tu personal, no es mala idea.


Siempre del modo correcto


Antes de terminar este artículo, es prudente hacer hincapié en que los abrasivos son una herramienta sumamente útil cuando se manejan adecuadamente. Además, hay que tener presente que los problemas y defectos que encontremos durante su uso, siempre tendrán una causa detrás, que es lo que debemos encontrar y eliminar.


Siempre que tengas alguna duda sobre este tipo de herramientas, evita exponer tu integridad, asesórate con expertos y consigue siempre trabajar en un entorno seguro y con resultados fenomenales, tus clientes lo agradecerán (y tu bolsillo también).

Compartir

Recibe nuestro contenido en tu correo