Producción y rendimiento

Producción y rendimiento

5 consejos para no dejar en ceros tu almacén de abrasivos

Los abrasivos son esenciales para la manufactura de una gran cantidad de productos.
Uriel Olvera Pacheco
Asesor Técnico de Ventas
Compartir

Los abrasivos son esenciales para la manufactura de una gran cantidad de productos. Las características que poseen los vuelven ideales para realizar tareas como corte, rectificado, desbaste, pulido, entre otras. Ningún otro tipo de material puede cubrir dichas tareas sin sacrificar tiempo y dinero.

Es importante mantener suficientes abrasivos en tu almacén para garantizar la continuidad de la producción. En este artículo te damos algunos consejos para no dejar en ceros tu almacén de abrasivos, sin necesidad de comprar más:

Establece un calendario de compras

La planeación es importante para todos y cada uno de los aspectos que componen a una empresa. Establecer un cálculo de la cantidad de abrasivos que necesitas durante un determinado periodo de tiempo es el primer paso para realizar un pedido.

Una vez establecida la cantidad exacta, debes programar las fechas para recibir la nueva entrega.

Los tiempos de entrega deben coincidir con el uso de los últimos abrasivos disponibles en tu almacén. Una adecuada calendarización de compras y entregas permitirá a tu proveedor anticiparse a las fechas de entrega y mantener tu almacén con los materiales necesarios.

Adquiere materiales de alta duración

La calidad y duración de los productos abrasivos influyen en la disponibilidad de estos. Cuando compras materiales de menor calidad por un costo más bajo, por ejemplo, necesitas realizar recambios con mayor frecuencia; como consecuencia, tu inventario se agotará más rápido y deberás realizar nuevas compras. Eso se traduce en un mayor gasto a largo plazo.

También puedes optar por ordenar cantidades mayores; sin embargo, esta estrategia tiene desventajas como el gasto que implica mantener una cantidad mayor de abrasivos o las pérdidas que pueden surgir al almacenarlos durante más tiempo.

En cambio, al optar por materiales de alta duración, evitas realizar una mayor inversión de tiempo y recursos que requiere el realizar recambios de material, resurtir el almacén y conservar por más tiempo los abrasivos. Si bien, el costo de materiales de mejor calidad es mayor al de otros productos abrasivos, el retorno de la inversión es mayor si consideras todos los ahorros que representan. A fin de cuentas el costo unitario de tu proceso se verá reflejado hacia la baja.

Cuenta con un ligero margen de tiempo

Ya sea que compres excedentes o recibas la entrega unas semanas antes, esta estrategia previene contratiempos por problemas de entrega por parte del proveedor, desabasto generalizado o aumento inesperado en la producción.

Debes ser cuidadoso al momento de calcular y establecer las cantidades extra o establecer una fecha previa. Cuando adquieres más materiales de los necesarios, corres el riesgo de exceder la capacidad de tu almacén. Este escenario puede ocasionar grandes pérdidas al tener que hacer uso de bodegas en renta o mantener las líneas de abasto en espera de descargar.

La compra de excedentes te evitará crisis por desabasto, pero tiene un costo económico y requiere mayor esfuerzo logístico. Su elección depende del balance que realices entre los pros y contras para tu organización.

Negocia con un proveedor que almacene tu compra

Algunos proveedores te brindan la flexibilidad que necesitas para adquirir y almacenar abrasivos. Si la capacidad de tu almacén es reducida, o prefieres evitar los gastos de guardar materiales, pero te preocupa el abastecimiento para tu línea de producción, puedes optar por contar con un proveedor que te permita almacenar los materiales que ya compraste y los entrega al ritmo que requieres realizar recambios.

GRAFF te brinda este excelente beneficio que, además, te permite ahorrar el alquiler o compra de almacenes externos. Nuestra cadena de suministro y ubicación de nuestra plantas en Ciudad de México y Monterrey, garantizan la entrega sin contratiempos de tus materiales.

Línea de suministro segura

La cadena de suministro es tan importante como la producción.

Las industrias de todo tipo se esfuerzan en establecer y mantener líneas que garanticen la entrega de productos y materias primas en el menor tiempo posible, a salvo de accidentes.

Para los abrasivos es el mismo contexto. Ya que son un material crucial para la producción, es necesario garantizar su entrega en buen estado y en la fecha establecida. Un proveedor debe tener la capacidad de establecer un suministro confiable, de otra manera sus clientes tendrán retrasos y pérdidas económicas.

Una línea de suministro segura depende de múltiples factores. Algunos están directamente relacionados con los esfuerzos económicos y logísticos que un proveedor invierte para alcanzarla.

Estos esfuerzos deben aumentarse cuando intervienen otros factores como la distancia que existe entre el proveedor y el cliente.

La línea segura se vuelve más difícil de sostener cuando adquieres abrasivos en el extranjero, ya que deben realizar un viaje más largo en más tiempo. Esto puede involucrar distintos medios de transporte como terrestres y marítimos. Además, los filtros establecidos en fronteras y aduanas hacen obligatoria la descarga de los materiales en más de una ocasión.

Estas estrategias buscan garantizar la disponibilidad de abrasivos en tu almacén y evitar detener la producción de tu empresa. La implementación de todas ellas depende tanto de la ayuda y capacidad de tu proveedor. Por ello, es fundamental asociarse con un fabricante de abrasivos que te brinde diferentes opciones para no dejar en ceros tu almacén.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo