Básicos de abrasivos

Básicos de abrasivos

Entre importación y fabricación. Ventajas vs desventajas.

Para lograr estos objetivos existen dos opciones: recurrir a fabricantes nacionales o bien, acudir a un proveedor en el extranjero.
Alfredo Anaya Zepeda
Gerente de Ventas
Compartir

Gestionar la compra de abrasivos debe enfocarse en la obtención de los materiales más adecuados para tus necesidades y al menor costo posible. Para lograr estos objetivos existen dos opciones: recurrir a fabricantes nacionales o bien, acudir a un proveedor en el extranjero.

Estas dos formas de adquirir materiales ofrecen diferentes ventajas y desventajas que deben considerarse al momento de decidir qué opción es la más viable. 

Comprar abrasivos en el extranjero te brinda la posibilidad de ampliar las opciones y obtener productos que no se encuentran en el mercado local. 

Por otra parte, adquirir abrasivos de fabricación nacional reduce los tiempos de entrega, evita trámites y gastos necesarios para traer al país los materiales.

Importación

Importar se refiere a la adquisición de materiales o productos de un país distinto al tuyo. Las empresas eligen la importación por distintas razones y ofrece ventajas como:

Ventajas

  • Tienes muchas más opciones que en el mercado local. Acceder a otros mercados aumenta la baraja de proveedores.

  • Puedes obtener abrasivos de mayor calidad que las opciones locales. En ocasiones, los materiales fabricados en otros países brindan mejores características que influyen en el rendimiento y la duración,

  • En ocasiones, los gastos de importación son menores al costo de adquirir abrasivos en el país.

  • Para distribuidores, el vender abrasivos importados otorga mayor prestigio. El reconocimiento de algunas marcas extranjeras es un plus para los compradores finales.

  • Los acuerdos comerciales entre países han reducido el pago de impuestos a las importaciones, por lo que el pago de aranceles y otros conceptos pueden ser inexistentes según el lugar de origen.

Desventajas

La calidad y precio de los abrasivos importados son dos argumentos contundentes para muchas empresas. Sin embargo, esta práctica implica desventajas como:

  • Los gastos de logística aumentan considerablemente al transportar los abrasivos por distancias mucho más largas.

  • Es necesario cubrir los gastos de aduana y pagos de aranceles.

  • Los abrasivos tardan más tiempo en llegar a su destino y existen más riesgos de sufrir retrasos o pueden ser retenidos durante una revisión.

  • Los materiales están más expuestos a sufrir daños a causa de las largas distancias que deben recorrer.

  • El tipo de cambio de moneda frente al dólar suele ser desfavorable, por lo que el gasto total aumenta.

  • La distancia complica recibir asesoría técnica sobre los materiales. A menos que el proveedor cuente con una oficina en el país, tendrás que obtener ayuda de un tercero.

  • La reposición y cambio de materiales defectuosos requieren nuevos trámites y tardan mucho tiempo, por lo que los tiempos de entrega se extiende aún más.

  • Es difícil cubrir los picos de producción.

La globalización ha facilitado el comercio entre países, mientras las nuevas tecnologías han mejorado la comunicación entre personas ubicadas en locaciones muy distantes. Estas ventajas hacen más fáciles las gestiones de importación; sin embargo, las desventajas de trasladar materiales continúan existiendo.

Fabricación

Adquirir abrasivos de fabricación nacional es otra forma de obtener suministros de forma rentable. Esta estrategia de compras ofrece ventajas que la importación no posee. Entre los beneficios de adquirir materiales fabricados en el país están:

Ventajas

  • Las cadenas de suministro son más seguras debido a que los productos deben recorrer menos distancia.

  • Los abrasivos pueden ser entregados en poco tiempo desde que se realiza la orden de compra, hasta el transporte y entrega final.

  • No necesitas adquirir permisos ni pagar impuestos arancelarios.

  • Es más sencillo estrechar los lazos comerciales con un proveedor nacional.

  • La cercanía física permite al proveedor brindar atención personalizada, esto incluye visitas regulares a las fábricas y supervisar el diseño y producción de abrasivos.

  • Servicios como la capacitación técnica y la asesoría sobre materiales es mucho más sencilla de realizar.

  • Obtienes una respuesta rápida ante los picos de producción.

  • La reposición de materiales defectuosos y aclaraciones se resuelven rápidamente.

Desventajas

Como cualquier opción, la fabricación nacional también tiene desventajas como:

  • La calidad de la oferta local de abrasivos puede ser insuficiente para cubrir las necesidades de tu fábrica.

  • Existen opciones limitadas para comprar materiales, y los servicios del proveedor dejan mucho qué desear.

  • No cuentan con tecnología para fabricar abrasivos diseñados a la medida.

  • Los proveedores manejan costos muy altos.

Consumir abrasivos de fabricación local evitará que sufras por los largos periodos de entrega o la falta de atención personalizada. Si bien algunos fabricantes extranjeros ofrecen productos de gran calidad, es posible encontrar opciones nacionales que igualen o superen la oferta extranjera.

GRAFF es una compañía nacional que fabrica abrasivos de gran calidad bajo estándares internacionales. Nuestra ubicación y velocidad de fabricación te permitirá obtener los materiales que necesitas en poco tiempo sin sacrificar calidad. Además, brindamos asesoría técnica y atención cercana.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo