Seguridad

Seguridad

¿Tus ruedas abrasivas se quedaron detenidas en la frontera?

La retención de mercancías en la aduana es una situación que sucede todos los días. Los abrasivos no están excentos.
Eduardo Anaya Pérez
Asesor Técnico de Ventas
Compartir

La retención de mercancías en la aduana es una situación que sucede todos los días. Este es un riesgo que es imposible evitar cuando decides importar materiales.

Si has sufrido porque tus abrasivos están detenidos en la frontera, debes saber todos los problemas que esto ocasiona para la producción de tu fábrica y los gastos económicos que implica la liberación de tu mercancía.

La importación de materiales tiene desventajas frente a la fabricación. Si bien, algunas ocasiones puede resultar más rentable comprar abrasivos en el extranjero debido a la calidad o al precio, el proceso de importación puede ser muy complicado y existen riesgos considerables.

Pueden ocurrir accidentes que causen averías en los abrasivos que compraste durante el transporte. Debido a las largas distancias que existen entre el fabricante y el comprador, existen más posibilidades de que surja algún contratiempo que retrase la entrega.

Sumado a esto, debes considerar el pago de aduana e impuestos como el IVA.

También existen cuotas de almacenamiento y los costos del transporte de la mercancía.

Por otra parte, todas las mercancías importadas pasan por un proceso de revisión en los puestos aduanales. Antes de poder ingresar al país, agentes nacionales verifican que todo esté en orden: impuestos pagados, papeles de importación y que el producto importado corresponda con el descrito en la documentación.

Mis abrasivos están retenidos en la aduana

Si tus abrasivos se encuentran retenidos en la aduana, significa que existe una irregularidad en el proceso de importación. La retención de mercancías puede suceder por una gran cantidad de razones. Entre las más comunes están:

Error en el precio estimado

Sucede cuando tu proveedor de abrasivos entrega una factura con un valor distinto al real. La subvaluación de productos está prohibida y es motivo para retener la mercancía. Esta irregularidad representa un delito y puedes tener más problemas si tu proveedor no realiza adecuadamente la valoración.

Importaciones excesivas

Debido a los largos tiempos de espera y dificultades logísticas, has optado por importar un número mayor de abrasivos. De igual manera, es motivo para retener tus materiales hasta realizar las aclaraciones pertinentes.

Mercancía voluminosa

Las aduanas suelen retener e inspeccionar más detalladamente paquetes voluminosos. Si compraste una gran cantidad de abrasivos con la finalidad de garantizar el abasto en tu almacén, pueden alcanzar un gran volumen si agregas el embalaje. En comparación con paquetes pequeños, los de mayor volumen son retenidos más veces.

Mercancía sospechosas

Los abrasivos no tienen parecido con armas ni artefactos peligrosos, pero las revisiones aduanales son exhaustivas y ante cualquier duda retienen los paquetes. Sobre todo, si se trata de cargamentos voluminosos, como ya lo mencionamos.

Si retienen tus abrasivos por alguna de estas o cualquier otra razón, debes acudir con un agente aduanal e iniciar un nuevo trámite. No hay plazos de tiempo para liberar las mercancías, por lo que tu material puede permanecer en la aduana durante mucho tiempo si no agilizan los trámites correspondientes, además de los gastos extras por demoras que esto origina.

La importación de abrasivos tiene muchas desventajas. Una de las más serias es la retención de tu mercancía, esto puede orillarte a detener la producción ante la falta de repuestos y es un peligro al que te expones siempre que adquieres materiales en el extranjero.

Puedes optar por comprar abrasivos en el mercado nacional. De esta manera, evitas correr riesgos como el retraso en la entrega de tus abrasivos o la retención indefinida de estos en la frontera.

Posiblemente has elegido esta estrategia de compras debido a que obtienes un mejor precio o la calidad de los proveedores locales que conoces no es la que buscas. Sin embargo, existen más alternativas en el mercado nacional con las que evitarás la retención de tu mercancía.

GRAFF es un fabricante de abrasivos nacional que garantiza la calidad de sus productos a precios competitivos. Contáctanos.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo