Asesoría y capacitación

Asesoría y capacitación

Cómo reaccionar rápido ante un sobreconsumo de abrasivos

Te compartimos algunos aspectos que debes considerar para evitar sobreconsumo de abrasivos.
Alfredo Anaya Zepeda
Gerente de Ventas
Compartir

Si en tu empresa se está presentando un sobreconsumo de abrasivos, lo primero que debes hacer es una investigación clara y precisa de la situación, para con ello lograr conocer qué está sucediendo y así determinar cómo se debe reaccionar.


A continuación te compartimos algunos aspectos que debes considerar para evitar sobreconsumo de abrasivos.


1. Desgaste en máquinas industriales


En términos generales, existen diferentes causas responsables de la mayor parte del daño y fracaso de la maquinaria industrial, entre las que se encuentran:

  • Abrasión. Las partículas atrapadas entre dos superficies deslizantes cortan el material de la ranura de una superficie más suave de la máquina.

  • Corrosión. Este desgaste es el resultado de una reacción química que se acelera por la temperatura. Por lo general es causada por la humedad u otro líquido o gas corrosivo.

  • Fatiga de los materiales. Es un proceso de daño que se produce en los elementos mecánicos cuando se someten a cargas variables, incluso aunque estas sean varias veces inferiores a las que producirían la rotura ante una carga constante.


Además de estas causas, existen mecanismos que, en particular, pueden contribuir a fallas en los componentes de la maquinaria industrial. Estos incluyen la erosión de la superficie, la descarga eléctrica, la cavitación y la deposición de materiales.


Todas las formas de desgaste pueden suponer una amenaza significativa para la salud de la maquinaria y la productividad de tus operaciones. 

2. ¿Estás seguro de que todos saben cómo usar los abrasivos correctamente?


Como con cualquier otra herramienta de trabajo, incluso quienes son expertos en abrasivos, siempre deben cumplir con las reglas de seguridad. Antes de comenzar a trabajar con abrasivos se requiere consultar cuáles son las características de los mismos, así como los riesgos que se producen durante su uso.

Tanto los pequeños artesanos como las fábricas que los utilizan de forma industrial deben seguir las instrucciones para utilizar los abrasivos.

Es evidente que cada instrumento tiene sus propias características, por lo que siempre se recomienda verificar los requisitos de uso, incluso cuando ya hayan utilizado un producto similar. 


Respetar estas reglas es esencial para evitar sobreconsumo y, muy importante, trabajar de manera segura, previniendo accidentes desagradables.

3. Trabajar con base en normativas y direcciones


En cualquier empresa que produce o transforma bienes, según lo establece la ley, los operadores deben cumplir con las normas de seguridad prescritas, teniendo en cuenta los riesgos a los que está sujeto y el uso del Equipo de Protección Personal (PPE) que requieren durante cada proceso. 


Antes de comenzar a trabajar con abrasivos se recomienda prestar especial atención a las instrucciones de seguridad, pero también es esencial seguir las instrucciones de seguridad de los productos. Por ejemplo, considerar la protección contra el desgaste, o las revoluciones máximas admitidas por minuto, etc.


4. El almacenamiento correcto de los abrasivos es básico

El almacenamiento de abrasivos también es importante porque se relaciona directamente con el rendimiento de los mismos y va sobre la misma línea de seguridad. 


Ante la presencia de algunos componentes orgánicos, como la resina, para mantener los productos y su rendimiento sin cambios, se aconseja mantener los instrumentos abrasivos siguiendo las reglas recomendadas por tu proveedor:

  • Las condiciones ideales para almacenar abrasivos son una temperatura que varía de 18 ° a 22° C y una humedad relativa del 45 al 60%.

  • Se recomienda evitar someter los productos a cambios bruscos de temperatura y humedad.

  • Los abrasivos no se deben colocar en contacto directo con el piso y/o fuentes de calor.


Un abrasivo almacenado adecuadamente es más seguro y dura más.

5. ¿Estás seguro de la calidad y el rendimiento de los abrasivos que te ofrece tu proveedor?


La calidad de los abrasivos también es un aspecto muy importante que debes considerar, sobre todo si no habías trabajado antes con algún proveedor.


Todos los proveedores de abrasivos suelen ofrecer muchos beneficios, pero antes de trabajar con alguno deberías comprobar que la calidad de sus productos abrasivos es real. Puedes optar por ponerlos a prueba por un tiempo, o utilizar productos de dos proveedores distintos para, al final, elegir el que más le convenga a tu empresa.

Existen diferentes factores que pueden provocar un sobreconsumo de abrasivos.  Desafortunadamente, identificarlos requiere de un proceso de investigación, pero una vez que tengas ubicado qué lo está provocando sería mucho más fácil darle seguimiento y reaccionar rápido y adecuadamente.

No está de más recordarte que para evitar estos inconvenientes puedes buscar y recurrir a verdaderos expertos en abrasivos.

En GRAFF te asesoramos.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo