Producción y rendimiento

Producción y rendimiento

Capacitación GRAFF®: Uso, cuidado y manejo de abrasivos

Los abrasivos tienen características que debemos tener presentes siempre que estemos involucrados en actividades donde se requiera su uso.
Eduardo Anaya Pérez
Asesor Técnico de Ventas
Compartir

Los abrasivos tienen características que debemos tener presentes siempre que estemos involucrados en actividades donde se requiera su uso. Sin embargo, sus características sí pueden llegar a ser tan complejas como para causarnos un dolor de cabeza.


Por ello, la mejor forma para ser conscientes de todo lo que debemos tener en mente al trabajar con ellos, es la capacitación. Es por todo esto que haremos un repaso, aunque sea de forma superficial, de los elementos más importantes de una capacitación adecuada.


Sentido común


Los abrasivos son una herramienta y, como tal, aunque existen diferentes tipos, su composición tiene ciertas características. Ante las situaciones que pueden ser riesgosas, siempre usa el sentido común y, en caso de tener dudas, siempre pregunta antes de experimentar.


Seguir las reglas en torno al uso, cuidado, manejo y almacenamiento de los abrasivos, siempre será la mejor decisión. Contáctanos.


Quizá esto suena un poco severo, pero será más sencillo para ti una vez que hayas leído este texto completo. Recuerda que a partir de la capacitación se evitarán costos extra y, más importante, la seguridad del personal aumentará.


Productos abrasivos


En GRAFF fabricamos abrasivos de distintos tipos, cada uno con sus características y funciones únicas. Algunos son discos abrasivos, puntas montadas y ruedas (vitrificadas, resinosas, especiales y para pulido). También elaboramos ligas de distintos tipos. 


Estos productos son utilizados en industrias como la automotriz, médica, metalmecánica, fundición, de extracción de hidrocarburos, alimenticia  y muchas más.

Inspecciones y manejo


Los abrasivos, como cualquier otro producto, se deben transportar. Cada que se requiera hacer un traslado, se deben aplicar inspecciones visuales para asegurarnos de que la integridad de la rueda se mantuvo sin cambios.


Para ello, también existen algunas señales de advertencia que podemos observar y así tener alguna pista de que el traslado pudo lastimar los abrasivos. Cajas rotas, abolladuras, golpes o cualquier marca en las cajas y en las ruedas.


Si existe alguna duda sobre la integridad de la rueda, lo mejor es nunca montarlas.


Ya en este punto, las piezas que estén en buen estado, debemos manejarlas correctamente, pues en caso contrario se convertirán en pérdidas y gastos extras para la empresa, sin contar el desperdicio que esto supone.


Para su traslado, se pueden emplear carros diseñados para ello, a fin de evitar caídas o golpes en los abrasivos. Un montacargas y una tarima son una buena opción.


Más inspección


Aún si el manejo de las ruedas abrasivas se hizo con cuidado, siempre es bueno realizar otra inspección, con algunos elementos nuevos y otros que ya hicimos antes. Por ejemplo, una revisión visual a las ruedas antes de montarlas.


Además, ahora debemos asegurarnos de que la velocidad marcada en la rueda, nunca exceda la velocidad marcada en la máquina. En caso contrario, jamás se debe montar la rueda.


Ahora, si se trata de una rueda vitrificada, siempre es buena idea hacerle una prueba de sonido. Del mismo modo, hay que cerciorarse de que el tamaño de las bridas sea el adecuado.


Por otro lado, las guardas de seguridad deben cubrir, dependiendo de la máquina y aplicación, una buena parte del diámetro exterior de la rueda  y, una vez colocada sobre la maquinaria, se debe dejar girar libremente por 1 minuto. Además, no olvides contar con el equipo de seguridad completo para ti y, antes de detener la rueda, cerrar el refrigerante para el caso de máquinas rectificadoras.

Lo que jamás debes hacer


Aunque se trata de una pequeña muestra de los elementos que contiene una capacitación adecuada en abrasivos, existen algunos puntos que podemos destacar sobre acciones que nunca debemos hacer.


  • Usar ruedas dudosas. Si no sabes o no estás seguro de las condiciones de una rueda, no la uses.
  • Exceder la velocidad indicada en el abrasivo. Si la maquinaria excede la velocidad que indica el disco abrasivo, jamás lo utilices, pues éste puede romperse .
  • Utilizar bridas desiguales. Si no son iguales, paralelas y no están planas, ¡no las utilices! Existe un alto riesgo.
  • Apretar  en exceso  Esto podría provocar alguna fisura interna en el abrasivo y provocar una ruptura.
  •  Forzar una rueda o disco abrasivo. Si una rueda no entra con facilidad en la flecha de la máquina, no la fuerces y tampoco la utilices. Es sumamente importante tener mucho cuidado en el montaje de estas piezas.


Resumen


Solamente hablar de lo más superficial de una capacitación adecuada en el uso, cuidado y manejo de abrasivos, es ya un reto. Sin embargo, no pudimos tocar más temas en este artículo, como las normas del equipo de seguridad. Si deseas mayor información, contáctanos.


Sin embargo, queda claro que al seguir unos simples pasos, los errores se pueden minimizar y, así, evitar los desperdicios desde el momento de recibir los abrasivos. Recuerda seguir leyendo sobre el tema, es muy complejo y, para quienes estamos involucrados, sumamente interesante.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo