Asesoría y capacitación

Asesoría y capacitación

¿Capacitas a tu personal en el uso, cuidado y manejo de abrasivos?

Hay muchos que aún hacen uso de este tipo de abrasivos sin protocolos de cuidado y manejo precisos.
Uriel Olvera Pacheco
Asesor Técnico de Ventas
Compartir

Los abrasivos son una herramienta de gran utilidad a la que se le puede sacar un gran provecho, de utilizarse correctamente. Por desgracia, hay muchos que aún hacen uso de este tipo de herramientas sin protocolos de cuidado y de manejo precisos.


Debido a ello, además de los riesgos graves que hay en torno a esto y que veremos a fondo en otro artículo, se desperdician muchos materiales y se hacen trabajos con poca rentabilidad, ya que los costos se mantienen en niveles altos.


Por ello, haremos un repaso, breve y claro, de las razones por las cuales debes tener a tu personal capacitado en el uso, cuidado y manejo de abrasivos.


Escoger la rueda


Quizá tu personal aprende “sobre la marcha” sobre cómo es que se manejan los abrasivos. Sin embargo, es a partir de esa falta de conocimiento que pueden suscitarse consecuencias graves, desde implicaciones directas a la salud hasta retrasos en pedidos y problemas con los clientes.


Todo parte de lo más básico, desde poder identificar qué tipo de rueda abrasiva, por ejemplo, se necesita para cierto material; reconocer cuál es el tipo de grano, si grueso o fino, cuál es el que conviene más, dependiendo del acabado que se requiera, hasta finalmente, si la rueda será dura o blanda.


Ahora, después de todo ello, aún se debe conocer cuál es la mejor estructura de la rueda abrasiva, de acuerdo con la dureza del material a trabajar. Todo esto apenas son los primeros pasos de cualquier trabajo.


La velocidad


Un factor fundamental para el uso correcto de abrasivos es la velocidad. Contáctanos para mayor asesoría técnica.


Dependiendo de las características de la rueda abrasiva, es que será la velocidad máxima a la que se pueda utilizar. 


Contar con buena maquinaria NO es suficiente, se debe conocer cuál es la velocidad que las ruedas abrasivas tienen estipulada como óptima, ya que si se utilizan a una velocidad menor, su rendimiento también disminuirá.


Sin embargo, si se emplean a una velocidad más alta que la estipulada, pueden romperse, estallar y, en el peor de los casos, incrustarse en alguien, lo que puede provocar heridas graves.

Buenos hábitos en el uso de abrasivos


La correcta capacitación en el uso, cuidado y manejo de abrasivos, también ayuda a conocer algunos buenos hábitos que el personal debe tomar al momento de trabajar. Por ejemplo, jamás se debe colocar alguien frente al disco abrasivo al echar a andar la máquina, así si éste llega a romperse, se disminuye el riesgo de una lesión.


Otro buen hábito es el trato correcto de las ruedas abrasivas, pues no son herramientas que se deban transportar sin cuidado ni que se les pueda tratar con total brusquedad, sino todo lo contrario, algo que puede quedar muy claro con una buena capacitación.


Maquinaria


Además de tener cuidado con las ruedas abrasivas, hay que prestar atención a otros elementos, como los baleros de las flechas, justo donde se montan las ruedas. En este sentido, debemos cuidar la lubricación, para evitar rupturas de la rueda.


Defectos


Una situación que podría presentarse es la de los defectos de fabricación o por mal manejo de la herramienta, por personal ajeno a la empresa. En estos casos, ¿cómo podrán reconocer los trabajadores cuando se trate de un error ajeno a ellos?


Hay un dicho que señala que “el conocimiento es poder”. Entonces, una buena capacitación y asesoría técnica, es también una forma de dar más herramientas a los trabajadores para ser mejores.


Reflexión


Los abrasivos, dependiendo su tipo, se usan para modificar otras superficies, quizá para hacer cortes muy específicos, pulir, triturar y un largo etcétera. Para esa larga lista de actividades que se pueden hacer con ayuda de esta herramienta, es fácil considerar que lo más prudente sea contar con una capacitación.


Por otro lado, la capacitación no debería verse jamás como una pérdida de tiempo y dinero, sino como una inversión que justamente puede hacer que una compañía ahorre tiempo y dinero, mientras el personal aprende no solo a ser más productivo, sino también a cuidarse mejor.

Ahorro en costos


Como puedes ver, el conocimiento que otorga la capacitación puede ahorrar muchísimos costos en tiempo y dinero. Desde la selección de la rueda abrasiva, hecha a la medida, evitar cualquier contratiempo supone una disminución en costos y en desperdicio. Todo ello sin olvidar la disminución en el riesgo de accidentes.


¿Te imaginas un mes sin accidentes, sin desperdicios, con mejor productividad, mayores ganancias y con tu personal de mejor ánimo? Contáctanos.


En GRAFF Abrasivos sabemos que es posible. Pero el principio de ese camino es justo una capacitación adecuada sobre la seguridad en el uso, cuidado y manejo de abrasivos.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo