Seguridad

Seguridad

GRAFF te asesora en la elección del tipo de refrigerante de acuerdo a tu rueda abrasiva

Elegir el refrigerante adecuado puede ser un dolor de cabeza, en especial si ya se ha trabajado sin pleno conocimiento sobre el tema.
Marco Antonio Reyes
Gerente de Ventas Zona Norte
Compartir

Elegir el refrigerante adecuado puede ser un dolor de cabeza, en especial si ya se ha trabajado sin pleno conocimiento sobre el tema y se han saboreado las amargas consecuencias.


Por esta razón, vamos a explicar cómo es que debemos escoger el refrigerante adecuado para que no tengas ningún problema con las piezas de trabajo, sino todo lo contrario.


En torno al abrasivo


Para empezar, debemos decir que gran parte de la decisión depende de la rueda abrasiva. Con ella como parámetro, podemos hacer una gran distinción. En segundo lugar estará el trabajo a realizar, pues el material de éste será el segundo factor a considerar.


Todo esto es importante para tener presente que no se trata simplemente de tomar fluidos y proceder a inundar el área de trabajo, sino de buscar que el proceso en general se optimice para que la durabilidad de nuestras herramientas y los resultados obtenidos, sean positivos.


Distintas bases


Antes de continuar también debemos señalar que los refrigerantes son de distintos tipos y, por ello, cada uno tiene ciertos efectos, maximizados o no, de acuerdo a su composición.


En líneas generales, tenemos refrigerantes de aceite y de agua.

Sin embargo, también podemos dividirlos en líquidos de aceite sintéticos, semi sintéticos, solubles y puros. De ahí que sus características pueden variar entre sí.

¿Cómo elegir el correcto?


Considerando todos los puntos anteriores, debemos agregar que la tarea a realizar también puede darnos una pista sobre el tipo de refrigerante que necesitamos. Por ejemplo, si lo que queremos es remover mucho material y hacer un trabajo con firmeza, entonces tenemos que considerar que el factor térmico estará presente.


Lo ideal, en esos casos, sería buscar un refrigerante a base de agua, para que el enfriamiento sea óptimo para el trabajo.


Sin embargo, si lo que buscamos es dar cierto acabado con precisión, necesitamos que el refrigerante también lubrique correctamente la pieza a trabajar. En ese caso, la opción es seleccionar un líquido de aceite puro.


No obstante, debemos considerar que el uso de aceites puede favorecer la presencia de neblina en los talleres, como parte del efecto secundario de su uso. Por ello, es buena idea hacer la valoración general del proyecto.


Con todo esto en mente, llegamos a la idea más simple para poder elegir el refrigerante correcto, según tu rueda abrasiva, el material a trabajar y el resultado que se busca.


Es algo relativamente simple: si se debe priorizar el enfriamiento del material por una elevada fricción, entonces buscar un refrigerante más líquido que favorezca el enfriamiento. Por otro lado, si se busca trabajar con suavidad para dar un acabado, buscar aquel que quizá no enfríe tan bien, pero que permita la correcta lubricación.


Economía del proceso


Escoger el tipo de refrigerante puede ser más sencillo si aprendemos el concepto de economía del proceso, que se refiere al “saber hacer”. Es decir, que si conoces a fondo un proceso, todas las ganancias posibles estarán al alcance, pues se alcanza el rendimiento más óptimo.


Eso es aplicable al refrigerante, pues si escogemos el adecuado para cada trabajo, para cada rueda abrasiva y para cada objetivo, entonces cuidaremos nuestras herramientas, evitaremos el desgaste y optimizaremos todo el proceso.

Manejo y mantenimiento


Antes de terminar, debemos destacar un punto importante sobre el refrigerante, que es su manejo y mantenimiento, pues depende de esto que la productividad y los costos se vean optimizados.


El control del PH, la mezcla adecuada, tener presente la evaporación y la limpieza del fluido, prolongará la vida útil del refrigerante. Además, si las bacterias invaden el líquido, el trabajo se ve afectado e, incluso, la salud de los trabajadores puede verse comprometida.


Por todas estas razones, acudir con los especialistas sobre el tema siempre es recomendable.


GRAFF Abrasivos


Como puedes ver, el mundo de los refrigerantes para los abrasivos es amplio, pero representa un área de oportunidad para que cualquier taller, tienda y negocio pueda optimizar su labor y mejorar sus productos y procesos.


En GRAFF, estamos comprometidos para proveer a nuestros clientes no solamente con las soluciones y productos necesarios de su industria, sino también con la capacitación que les permita mejorar sus niveles de producción y seguridad, siempre con la innovación y el desarrollo tecnológico por delante.


Con más de 60 años de experiencia y de la mano de nuestros especialistas, podemos ayudar a que tus trabajadores optimicen toda tu operación y mejoren sus estándares de seguridad, producción y manejo de herramientas y materiales. ¡Contáctanos!

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo