Producción y rendimiento

Producción y rendimiento

8 pasos GRAFF para montaje de ruedas abrasivas

Sabemos que un montaje correcto de ruedas abrasivas permite desarrollar trabajos totalmente satisfactorios y aumenta los niveles de seguridad.
Marco Antonio Reyes
Gerente de Ventas Zona Norte
Compartir

Sabemos que un montaje correcto de ruedas abrasivas permite desarrollar trabajos totalmente satisfactorios y, al mismo tiempo, aumenta los niveles de seguridad del área de labores y permite una operación totalmente positiva.


Por ello, te compartimos nuestros pasos a seguir para que tengas un montaje correcto de tus ruedas abrasivas. Solo asegúrate de no pasar por alto ningún paso.


  1. Equipo de protección.


En primer lugar, siempre recuerda colocarte el equipo de protección necesario para la tarea, pues si vas a montar una rueda, será para trabajar con ella. Antes de colocar en su sitio el equipo, cerciórate de que éste se encuentre completo y en buen estado, lo que te ahorrará tiempo y te evitará sorpresas en el futuro.


  1. Revisión de ruedas.


Todas las ruedas abrasivas con las que se vaya a trabajar deben pasar por una inspección, pero si es hora del montaje, debes revisar nuevamente el abrasivo. Busca que no tenga imperfecciones, golpes o grietas.


Para el caso de ruedas vitrificadas debes realizar también la prueba del sonido. Dicho test consiste en golpear la rueda con un objeto que no sea de metal, justo al centro de la rueda. Puedes calcular unos 3 o 4 centímetros del diametro exterior de la rueda hacia el centro y a unos 45° de la rueda cada golpe.


Esa zona, justo al dar el golpe, debe desprender un sonido similar al de una campana. En caso contrario, evita usar la rueda y procura que se revise por el fabricante o proveedor.


En el caso de encontrar defectos o grietas en otras ruedas, recuerda jamás colocarlas en la rectificadora, pues podrían romperse.
  1. Revisa las Revoluciones por Minuto (RPM).


Debes recordar revisar siempre las RPM que marca la rueda, la etiqueta y/o la caja. Después, necesitas comparar las RPM que maneja como potencia la maquinaria. Recuerda que ambas cifras deben coincidir para obtener un trabajo óptimo.


Este paso es sumamente importante, pues de hacerse de forma incorrecta, puede provocar trabajos defectuosos o la ruptura de un disco.

  1. La guarda.


La guarda es la tapa de seguridad que usa la maquinaria.

Debes revisar que ésta se encuentre en su lugar. Recuerda que debe cubrir, cuando menos, la mitad de la rueda abrasiva, aunque existen excepciones.


  1. Las bridas.


Las bridas son las piezas que sujetan la rueda abrasiva, por ello, debemos tener ciertos cuidados con ellas. En primer lugar, debes verificar que ambas bridas sean iguales.

Si alguna no coincide con la otra, toma una y cámbiala, para que los tamaños y formas coincidan.


Del mismo modo, debes corroborar que las bridas sean adecuadas para la rueda en cuestión. Por otro lado, tampoco pases por alto revisar que las superficies de ambas bridas estén limpias y planas.


  1. Colocar la rueda abrasiva.


Es hora de colocar la rueda en la flecha. En este procedimiento debes considerar tres situaciones. Primero, si la rueda no entra en la flecha, no debes forzarla a entrar. Segundo, no debes alterar el diámetro del barreno. Tercero, en caso de que la rueda no entre fácilmente, debes buscar una nueva que sí lo haga.


Recuerda que modificar las ruedas puede generar fallas en el abrasivo y esto puede generar trabajos defectuosos o accidentes.


  1. ¡Aprieta la rueda!


Es hora de asegurar la rueda abrasiva. Para este tipo de procedimientos, siempre debes usar la herramienta adecuada. Lo mismo para cuando necesites aflojar la pieza. Recuerda que no debes apretar en exceso.


  1. Dale 1 minuto.


Una vez que montaste la rueda, asegúrate de dejarla girar por 1 minuto completo antes de comenzar a darle uso.


Esto se hace para cumplir dos funciones, pues además de que la maquinaria y la rueda toman cierta temperatura para trabajar correctamente, también sirve como última verificación para conocer la integridad de la rueda.

Otras recomendaciones


Durante el proceso, ten en cuenta que NO debes golpear la rueda ni trabajar del lado plano de ésta.


Cuando termines de trabajar, recuerda cerrar la llave del refrigerante y posteriormente darle tiempo a la rueda para que se detenga sola, ya que hacerlo intencionalmente puede provocar un accidente.


Además, ten presente que debes usar la herramienta adecuada para desapretar las bridas y, finalmente, procura que las ruedas abrasivas se almacenen de acuerdo a los consejos de seguridad de tu área de trabajo.


Esperamos que estos pasos sean de ayuda para que realices un trabajo productivo, óptimo y seguro. Puedes contactarnos para que conozcas más sobre nuestros productos abrasivos y nuestras soluciones.


Si aún tienes dudas sobre el proceso de montaje de ruedas abrasivas, no dudes en solicitar asesoría técnica. Nos interesa tu proyecto y ayudarte a sacarlo adelante con los mejores productos y la mejor asesoría.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo