Básicos de abrasivos

Básicos de abrasivos

La importancia de conocer el costo beneficio de los abrasivos en tu proceso

Una de las premisas para que un negocio sea rentable, es adquirir todos los materiales necesarios para la producción generando el menor gasto posible.
Uriel Olvera Pacheco
Asesor Técnico de Ventas
Compartir

Una de las premisas para que un negocio sea rentable, es adquirir todos los materiales necesarios para la producción generando el menor gasto posible. Sin embargo, esto puede causar confusión a la hora de realizar las compras y adquirir materiales solo guiados por su valor económico; lo que puede generar mayores gastos a mediano y largo plazo.

Cuando se trata de comprar productos abrasivos como discos de corte, ruedas, conos, etc., evaluar el costo beneficio es fundamental para asegurar la mayor rentabilidad, así como hacer más eficiente la producción.

Al ser consumibles de uso constante, los abrasivos son elementos críticos para mantener y mejorar la producción. Las tareas que realizan los hacen insustituibles, por lo que su adquisición es necesaria. Por lo tanto, necesitas evaluar el costo- beneficio que tiene para tu negocio la adquisición de un abrasivo u otro.

Qué es el costo beneficio para los abrasivos

El costo está asociado a la producción de un bien, pero se puede aplicar a cualquier actividad comercial. En este caso, el costo de los abrasivos es diferente a su precio. El costo incluye tanto el precio por el que adquieres los abrasivos, como el tiempo y recursos requeridos para realizar el montaje y mantenimiento. Mientras que el precio solo se refiere al dinero que pagas por adquirir el material.

En este sentido, pagar un precio menor, no significa que estás adquiriendo abrasivos a un costo bajo. En la mayoría de los casos, un abrasivo con un precio bajo, no está fabricado con la calidad suficiente para realizar efectivamente tareas de rectificado, pulido, corte, etc., y el tiempo de vida útil es corto si lo comparamos con otros productos de mejor calidad.

Por otra parte, el beneficio es la ganancia obtenida a partir de una inversión o actividad empresarial. El cálculo se realiza restando el costo de la solución al costo del problema. Para obtener el beneficio de un abrasivo, debemos considerar el tiempo en el que realiza una tarea, es decir, la productividad; y el tiempo de vida útil.

Comprar barato no significa ahorrar

La adquisición de abrasivos de bajo costo no significa que obtendrás un mayor beneficio. De igual manera, pagar un precio más alto puede generar mayores beneficios a mediano y largo plazo.

Es importante tener en cuenta otros factores que influyen tanto en el costo como en el beneficio de un abrasivo. Entre estos se encuentran:

  • Tiempo en el que realiza determinada tarea. La calidad del abrasivo determinará el tiempo que requiere para el desbaste, rectificado o corte de un producto. Al disminuir los tiempos, la productividad del abrasivo aumenta y genera mayores beneficios.
  • Duración del abrasivo. De igual forma, un abrasivo de calidad tiene una vida útil más larga. Esto quiere decir que podrá realizar la misma tarea una mayor cantidad de veces antes de ser cambiada.
  • Recursos necesarios para cambiarlo. Realizar recambios de un abrasivo por otro implica el gasto de recursos y tiempo. Este aspecto está directamente relacionado con la vida útil del abrasivo. Mientras más dure, menos recambios necesitará; por ende, ahorrarás recursos y tiempo.
  • Consumo energético. Ese aspecto se refiere a la energía que necesita un abrasivo para realizar una tarea. Un material de buena calidad, emplea menos energía para funcionar. Asimismo, la energía que requiere un operario es fundamental para mantener su desempeño.
  • Mantenimiento. Un abrasivo de alta calidad requiere menos tareas de mantenimiento, tanto en el material como en las herramientas necesarias para realizar cortes, rectificado o desbaste.

Conocer el costo- beneficio de los productos abrasivos que adquieres te permitirá determinar la rentabilidad de estos. Así como realizar un mejor gasto presupuestal y considerar diferentes opciones en el mercado para decidir cuál es la que más te conviene.

Compartir

Recibe nuestro contenido en tu correo