Básicos de abrasivos

Básicos de abrasivos

Elige el disco de desbaste adecuado

Conoce las técnicas para elegir el disco de desbaste adecuado.
Alfredo Anaya Zepeda
Gerente de Ventas
Compartir

¿Qué es un disco de desbaste?

Los discos de desbaste son herramientas abrasivas que se utilizan para aplanar un cordón de soldadura, desbastar excesos de material o en cortes de material para eliminar la rebaba.

De esa manera se logra que las superficies, sobre las que luego se seguirá trabajando, se encuentren libres de imperfecciones.  A diferencia de los discos de corte, los discos de desbaste se ofrecen a la venta con un espesor de 4 y 8 milímetros.

Según su forma, existen discos de desbaste con el centro deprimido o tipo “flaps”, cuyas múltiples telas abrasivas se posicionan en forma radial para lograr acabados más suaves.

¿Qué tipo de disco de desbaste usar?

La elección del tipo de disco de desbaste varía según el material de la superficie sobre la que se trabajará. Por ejemplo, si se realizarán trabajos de desbaste sobre superficies ferrosas, acero al carbono, acero inoxidable o fundición, lo mejor es usar discos de desbaste cóncavos o de copa. El tipo de grano de estos debe ser de óxido de aluminio con aglutinante de resina.

Cuando se trabaja en el desbaste de metales como cobre, zinc, latón, estaño, plomo o titanio, conviene más usar discos abrasivos de óxido zirconado.

El óxido zirconado también es el material favorito de los procesos de desbaste en madera, aunque para este fin se prefieren los discos abrasivos flap. Para los procesos de desbaste en hormigón y ladrillos, se usan discos de silicio con aglutinante de resina.

El disco abrasivo de copa puede usarse en ambos procesos, en el primero se pueden emplear discos rectos y cóncavos.  

Tipos de disco de desbaste según el grano

Según la dureza de la superficie donde se usarán los discos de desbaste, se fabrican diferentes tipos de estos productos abrasivos.  Cuando se trata de trabajar en el desbaste de superficies blandas a duras, los granos abrasivos convencionales son una buena elección.

Entre estos, el apto para superficies de menor dureza es el óxido de aluminio.  A medida que las superficies vayan aumentando su endurecimiento, se pueden emplear mezclas del anterior con carburo de silicio o este último material solo.

El óxido de aluminio y circonio se recomiendan para discos que trabajarán en superficies de mayor dureza, aunque los materiales más resistentes, conocidos como súperabrasivos, son el nitruro de boro y el diamante policristalino.

  • Disco de desbaste para metales:  Son usados en superficies de acero, acero estructural, fierros negros, cordones de soldadura y similares. Otro disco que entraría dentro de esta función es el “disco de desbaste: acero inoxidable” que además de poder usarse en este tipo de materiales, también es ideal para cordones de soldaduras.

  • Discos de desbaste para aluminio: Son usados para trabajos de desbaste sobre este tipo de metal, así como bronce, cobre y latón.

  • Discos de desbaste para materiales no ferrosos: Pueden emplearse sobre mármol, terrazos y similares.

  • Discos de alto rendimiento: Son discos de desbaste que están diseñados para ser usados en trabajos más demandantes, puedes emplearlo cuando el trabajo de desbaste sea para grandes cantidades en poco tiempo.

Consejos para usar discos de desbaste

Para la adquisición de discos de desbaste que sean útiles, es importante comprar productos aptos para trabajar sobre la superficie a desbastar. No hay que olvidar que el ángulo de inclinación de las herramientas, cuando se usa un disco de desbaste, ya no es el de 90° como cuando se realiza un corte, sino de 30° a 45°.

Figura 1: Ángulo de 30 a 45°. Figura 2: Ángulo de 90°

Si requieres mayor asesoría, comunícate con nosotros, uno de nuestro expertos en abrasivos te asesorará.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo