Asesoría y capacitación

Asesoría y capacitación

De la nada te aumentaron el precio de tus abrasivos

¿Tu proveedor aumentó el precio de los abrasivos sin avisarte? ¿Tienes que reajustar el presupuesto?
Uriel Olvera Pacheco
Asesor Técnico de Ventas
Compartir

La calidad es el factor más importante a la hora de decidir qué abrasivo adquirir. De igual manera, es necesario obtener un abrasivo que se ajuste a las necesidades de la tarea para la que está destinado.

Sin embargo, el precio también es un elemento determinante para decidir entre un proveedor y otro. La premisa para el encargado de realizar las compras de materiales es hacer las adquisiciones que arrojen un mayor índice de costo- beneficio, es decir, que obtengan mayor rentabilidad por la cantidad invertida.

En este contexto, se vuelve necesario negociar con el proveedor un precio razonable que arroje beneficios para ambas partes. El valor por la adquisición de abrasivos debe establecerse al momento de realizar el trato y comprometerse a entregar cierta cantidad de materiales.

El costo por los abrasivos no debería ser diferente a lo pactado entre ambas partes. Pero es posible que tu proveedor suba el precio sin avisarte. Si te has encontrado en esta situación, estarás de acuerdo en que un aumento no planeado por parte de tu proveedor, aunque sea mínimo, te obliga a reajustar el presupuesto inicial.

¿Por qué aumentan los precios?

Seguramente tu proveedor argumentó con “ya no es rentable” o “subió el precio de los materiales” al momento de aumentar el costo de los abrasivos. La realidad es que, en el mercado, los bienes y servicios de cualquier índole están sujetos a la subida y bajada de precios.

Los abrasivos pueden subir de precio por diferentes motivos:

  • Aumento en la demanda. Los proveedores ofrecen la misma cantidad de abrasivos; sin embargo, se incrementaron las compras de los mismos. Esto ocurre por diversos motivos como el incremento en cadenas de producción que demandan el uso de abrasivos.
  • Costo de materias primas. Puede ocurrir que suba el precio de las materias primas necesarias para fabricar abrasivos y el proveedor no sea capaz de absorber el incremento.
  • Disminuye la oferta de abrasivos. La reducción en la oferta de abrasivos puede ocurrir por diversos motivos: desde la escasez de determinada materia prima, hasta problemas con el abastecimiento y transporte de materiales. Estos motivos son suficientes para frenar la cadena de producción de todos los proveedores. Al existir menor producción, el precio aumenta ya que la industria no baja su demanda.

También es posible que caiga la oferta, pero la demanda de abrasivos continúe aumentando, lo que genera una subida aún mayor de los precios. Otro motivo es que tu proveedor no proyecte adecuadamente su crecimiento y busque cubrir los gastos adicionales incrementando el precio de los abrasivos sin previo aviso.

La realidad es que es inusual que tu proveedor aumente los precios de manera abrupta. Ya sea por una falta de planeación de sus gastos, un incidente mayor que disminuya la producción o el incumplimiento de un acuerdo, el incremento en el precio de los abrasivos disminuye la rentabilidad de la cadena de producción.

¿Qué puedo hacer para aminorar el impacto?

La rentabilidad de tu negocio disminuye cuando necesita gastar más para obtener diversos materiales. El aumento en el costo de los abrasivos influye directamente en tus ganancias, ya que son materiales necesarios para la producción.

Cuando tu proveedor sube los precios de los abrasivos, puedes realizar acciones como:

  • Negocia un nuevo trato. Tu proveedor puede darte diversos argumentos para subir los precios. Pero lo cierto es que está incumpliendo los acuerdos pactados al inicio de su relación comercial. Entonces, se vuelve necesario comenzar nuevas negociaciones que permitan crear acuerdos convenientes para ambas partes.
  • Considera otras opciones. Si el incremento en el precio de los abrasivos convierte su rentabilidad a cero y tu proveedor se muestra inflexible a la hora de negociar; entonces es importante considerar otras opciones. Sondea el mercado en búsqueda de proveedores que ofrezcan mejores precios y condiciones.

No olvides que es prioritario considerar la calidad de los productos por encima del precio. Sin embargo, para obtener el mayor costo- beneficio es importante buscar realizar el menor gasto posible. Considera aspectos como la vida útil, rendimiento del abrasivo y gastos por mantenimiento y recambio de materiales.

Busca diferentes opciones en el mercado para elegir al proveedor de abrasivos que más te convenga.

Compartir

Recibe nuestro contenido en tu correo