Seguridad

Seguridad

¿Conoces cómo medir el costo - beneficio de tus abrasivos?

El cálculo costo- beneficio es una herramienta que mide la relación que existe entre los costos y los beneficios asociados a cualquier proyecto de inversión
Alfredo Anaya Zepeda
Gerente de Ventas
Compartir

El cálculo costo- beneficio es una herramienta que mide la relación que existe entre los costos y los beneficios asociados a cualquier proyecto de inversión; ya sea un producto, servicio, o una empresa completa. Este cálculo permite conocer la rentabilidad de la inversión.

La relación costo- beneficio también se conoce como índice neto de rentabilidad y se obtiene al dividir el valor de los beneficios netos (VAI) entre el valor de los costos totales de inversión (VAC).

Además de conocer la rentabilidad de un negocio, el análisis costo- beneficio permite saber si la inversión es viable y compararla con otras inversiones.

Cómo calcular el costo-beneficio de abrasivos

Para calcular la relación costo- beneficio, existe la fórmula:

B/C= VAI / VAC

En donde:

  • B/C: es la relación costo- beneficio
  • VAI: valor actual de los beneficios netos
  • VAC: valor actual de los costos de inversión

Una inversión se considera rentable cuando los beneficios son mayores que los costos de inversión. Por otra parte, no es rentable cuando los beneficios son iguales o menores a los costos de inversión.

Para los abrasivos, calcular la relación costo- beneficio requiere de la consideración de diversos factores, ya que el beneficio no es un valor neto que se produzca al emplear abrasivos; es decir, que los abrasivos no generan un ingreso por sí solos.

Los abrasivos son herramientas que se emplean dentro de una cadena de producción en tareas específicas. Por este motivo no se puede calcular directamente el beneficio. Para ello, es necesario considerar los beneficios que aporta el abrasivo a la producción.

Por ejemplo, el tiempo y recursos necesarios para reponer un abrasivo desgastado por uno nuevo; la vida útil de un abrasivo o el tiempo que se requiere para realizar una tarea de rectificado, corte, desbaste, etc.

Los beneficios se obtienen al calcular cuántas veces puede realizar una tarea, la velocidad con la que la realiza y el tiempo que estará funcionando antes de quedar inservible y compararlos con el desempeño de otros abrasivos.

Es decir, el beneficio de un abrasivo es igual a los ahorros de tiempo, materiales y trabajo humano; así como las mejoras en la productividad que aporta a una cadena de producción.

Puntos a considerar en la relación costo-beneficio

La relación costo-beneficio no ofrece soluciones por sí misma. Esta es una herramienta que debes utilizar para determinar las medidas que cubran las necesidades de tu negocio y aumenten la rentabilidad de este. Toma en cuenta los siguientes puntos:

  • Costos y beneficios. Primeramente, identifica y suma todos los costos de la inversión en abrasivos. Considera el precio y los costos por almacenamiento, mantenimiento y recambio de materiales. En cuanto a los beneficios suma el valor de la mejora en la producción que generan los abrasivos.
  • Calcula el valor actual. Recuerda que el valor del dinero cambia con el paso del tiempo. Así que, para realizar el cálculo, debes actualizar los costos y beneficios a valores actuales.
  • Analiza el costo- beneficio. Una vez calculado, es momento de evaluar si la compra de determinados abrasivos es viable para tu cadena de producción de acuerdo a los beneficios que aporta. O si, al contrario, dicha adquisición no brinda beneficios.
  • Compara. No es suficiente con que un abrasivo genere beneficios para adquirirlo. Si deseas maximizar la productividad de tu negocio, considera y compara las distintas opciones que ofrece el mercado.

Recuerda que una inversión menor en abrasivos, no significa que obtendrás mayores beneficios. De igual manera, los abrasivos de mayor precio, pueden aportar beneficios más grandes que otros de menor calidad.

Un abrasivo de gran calidad brindará grandes beneficios, por lo que es indispensable darle mayor peso a esta característica. Si bien el precio debe ser secundario, no es menos importante para tus finanzas.

Realiza una comparación entre las diferentes opciones y realiza una negociación con tu proveedor para obtener el precio más bajo por los abrasivos de gran calidad. Busca acuerdos que ter permitan obtener mayores beneficios como la compra en grandes volúmenes o contratos de abastecimiento a largo plazo.

GRAFF te ofrece abrasivos de excelente calidad a precios competitivos. Además, gracias a la atención que brindamos y nuestro compromiso por cumplir los tiempos de entrega y mejorar el rendimiento de los materiales, obtendrás el mejor índice costo- beneficio que puedas encontrar.

Compartir

Recibe nuestro contenido en tu correo