Producción y rendimiento

Producción y rendimiento

Aprendiendo con GRAFF: Elimina los defectos de rectificado usando los abrasivos correctos

El objetivo de cualquier fábrica de manufactura es obtener productos con la más alta calidad al menor costo posible.
Uriel Olvera Pacheco
Asesor Técnico de Ventas
Compartir

El objetivo de cualquier fábrica de manufactura es obtener productos con la más alta calidad al menor costo posible. En estos dos puntos radica la competitividad de una empresa. Fabricar piezas de gran calidad sin hacer gastos innecesarios garantiza la continuidad del negocio y aumenta la cartera de clientes.

Sin embargo, algunos procesos se ven afectados por problemas en la línea de producción. Por ejemplo, el proceso de rectificado requiere una adecuada preparación y precisión para ejecutarse, de lo contrario, la pieza presenta imperfecciones como quemaduras, rayas y deformaciones.

Defectos de rectificado

Son múltiples los defectos que puede ocasionar un incorrecto proceso de rectificado.

Quemaduras.

El exceso de velocidad, una rueda muy dura y la fricción generan altas temperaturas que ocasionan quemaduras en las piezas de fabricación. Si bien las manchas de quemaduras pueden eliminarse al realizar una nueva pasada, puede afectar permanentemente el material así como las dimensiones de la pieza.

Superficie irregular.

Las rayas son marcas visibles en la superficie de la pieza. Cuando persisten aún después del tratamiento final, significa que no estás empleando la rueda adecuada o su superficie  tiene imperfecciones. También se originan a partir del mal funcionamiento de la maquinaria, un mal ajuste o el uso inadecuado por parte del operario.

Deformaciones

Son múltiples las causas que provocan defectos en las piezas rectificadas. Al obtener productos con un acabado de baja calidad, se retrasan los procesos de fabricación y disminuyen los ingresos del negocio.

Por ejemplo en un rectificado sin centros, si la máquina no está ajustada correctamente puede provocar diferencias de medidas en la pieza a trabajar, si la altura de la guía no es la adecuada, también puede ocasionar un ovalamiento en la pieza.

Si en tu proceso se presentan estos defectos, te recomendamos que contactes a un especialista quien te podrá ayudar a resolver estos importantes eventos.

GRAFF te brinda soluciones para eliminar los defectos de rectificado con abrasivos

Eliminar los defectos en el proceso de rectificado mejora los niveles de producción al mismo tiempo que se reducen los costos asociados a la adquisición de materiales y tareas de mantenimiento para máquinas.

GRAFF brinda servicios enfocados en eliminar errores en el proceso de rectificado y optimizar la producción bajo un esquema de seguridad.

Asesoría

Los defectos en las piezas a menudo son producidos por la mala elección de muelas abrasivas. Puede tratarse de un grano demasiado grueso, una muela muy dura o porosidad inadecuada, las características del abrasivo son definitivas para obtener la calidad deseada.

En GRAFF te brindamos asesoría para elegir el material que mejor se ajuste a tus procesos de producción. Además, evaluamos las condiciones y tipos de maquinaria para entregarte abrasivos de gran calidad que perfeccionen tu proceso de rectificado.

Capacitación

Con frecuencia, los operarios manipulan los abrasivos de manera errónea. Ya sea que la profundidad en cada pasada es excesiva, aplica demasiada fuerza o velocidad, el uso inadecuado de las muelas ocasiona daños a las piezas, la maquinaria y el propio abrasivo. Además, puede ocasionar accidentes que ponen en riesgo la integridad del personal.

En GRAFF brindamos cursos de capacitación enfocados en el manejo adecuado de abrasivos, desde el correcto almacenamiento, montaje hasta el uso en fabricación. Nuestros expertos transmiten valiosos conocimientos para mejorar los procesos de rectificado bajo un esquema de seguridad.

Diamantado adecuado

Las muelas abrasivas son piezas que se desgastan mientras son utilizadas en procesos de rectificado. Si bien, cuando las muelas son elegidas correctamente, tienen la propiedad de liberar las capas superiores desgastadas para descubrir nuevos granos abrasivos, y pueden deformarse con el tiempo.

El proceso de diamantado es ideal para corregir deformaciones en las muelas y evitar malos acabados. Sin embargo, esta tarea exige precisión y conocimiento para realizarla adecuadamente. Esta tarea y la manera en que se ejecuta es vital  para mantener en buen estado las ruedas abrasivas y realizar rectificados perfectos.


Los productos abrasivos de GRAFF son de alta calidad.

Somos tu proveedor ideal ya que brindamos asesoría técnica especializada en la elección y manejo de muelas abrasivas. Elimina los defectos en el proceso de rectificado.

Compartir

Obtén atención personalizada

Recibe nuestro contenido en tu correo